Filtración de agua con carbón activo
Filtración,  General

¿Por qué funciona el carbón activo en la filtración de agua?

El efecto de fijación de toxinas y, por tanto, de desintoxicación que consigue el carbón activo se conoce en química desde hace al menos doscientos años y se utiliza en muchos ámbitos de la medicina, la industria de las bebidas, la alimentación y, en general, en toda la industria. En 1811, el químico francés Michel Bertrand ingirió arsénico junto con carbón activo para demostrar la eficacia del carbón activo, y sobrevivió al experimento. El científico francés Touery hizo un experimento muy parecido en 1831 ante sus escépticos colegas. Tomó estricnina junto con carbón activo y también sobrevivió al experimento.


En la actualidad, las bebidas de cola pueden decolorarse de tal manera con el carbón activo que después de ser filtradas con éste solo queda un caldo incoloro ligeramente ácido. El carbón activo purifica las bebidas y, desde un punto de vista médico, incluso trata eficazmente problemas menores del tracto digestivo.

Cómo funciona la capacidad de adsorción del carbón activo

La capacidad de adsorción del carbón activo —tanto desde un punto de vista general como en el caso concreto de la filtración de agua potable— acumula las sustancias disueltas en el carbón activo sin que este forme un nuevo compuesto químico con los contaminantes filtrados. Se activan fuerzas de atracción en el ámbito molecular. De este modo, es posible filtrar de forma muy eficaz toxinas como los álcalis químicos, el cloro, los medicamentos e incluso los metales pesados disueltos.

Por supuesto, a medida que se satura la gran superficie interior del carbón activo, también disminuye la capacidad de adsorción. Los poros se llenan con las sustancias filtradas del agua y forman una capa impermeable. Por eso, aunque siga fluyendo agua por el filtro de carbón, la fuerza de adsorción —que es la que extrae del agua sobre todo las partículas más pequeñas con carga positiva— se reduce cada vez más. Si el agua que fluye por el filtro contiene muchos contaminantes distintos, la fuerza de adsorción se agota. Las partículas contaminantes compiten, por así decirlo, por los mejores espacios de adsorción en los poros del carbón activo de carga negativa y van formando esta capa. El agua de la red de tuberías está cada vez más contaminada con muchas toxinas diferentes.

Por esta razón, el cambio del cartucho de los filtros de carbón activo requiere una atención especial. Si se tienen en cuenta estos aspectos, los filtros de carbón activo son la mejor filtración. El poder de filtración de los filtros de bloque de carbón puede ampliarse en cierta medida con prefiltros de sedimentos o incluso con filtros sencillos para todas las necesidades de agua de un hogar.

Sin duda, el mejor rendimiento en la filtración de agua potable se obtiene con los filtros de carbón activo de poros finos. Liberan y favorecen la estructura natural del agua. Imagínese qué pasaría si ya no tuviéramos depósitos en nuestro cuerpo. Nos sentiríamos ágiles y ligeros como una pluma. Lo mismo ocurre con el agua purificada de forma natural.

Múltiples aplicaciones del carbón activo

Los beneficios del carbón activo son muy apreciados para muchos ámbitos de aplicación. Entre ellos se encuentran la industria de las bebidas, el sector médico y los filtros de aire. Pero también las aguas residuales, los gases y los vertidos de petróleo en las playas se limpian con carbón activo. Para ello, el polvo de carbón se activa de forma industrial mediante varios métodos. La industria ofrece el carbón activo para diferentes aplicaciones, en diferentes calidades y en diferentes segmentos de precios.

De ahí que pueda ocurrir que se utilicen filtros de carbón activo de diferente calidad y se comparen entre sí los efectos que tienen en la filtración de agua potable, lo que realmente no es comparable. La falta de conocimiento conduce a evaluaciones erróneas y a dictámenes de expertos que comparan «peras con manzanas». Para ser exactos, el carbón activo lo filtraría casi todo, siempre que los poros se procesen de acuerdo con su uso posterior. Las esponjas son el mejor ejemplo de cómo se utilizan distintas esponjas para diferentes usos.

Otro aspecto que debe tenerse en cuenta es el diseño técnico de los cartuchos de filtración fina. Para filtrar agua potable es fundamental que la superficie interior de los poros sea grande. Por eso, los cartuchos de bloque cortos, gruesos y bien prensados con un caudal bajo obtienen un mejor resultado de filtración que los cartuchos filtrantes delgados y largos con una gran superficie exterior. Por lo tanto, el factor decisivo para la filtración del agua potable no es la superficie exterior de los cartuchos de bloque de carbón, sino que el recorrido interior pase por el mayor número posible de poros libres.

A modo de comparación, el agua de ósmosis, por ejemplo, fija los contaminantes de una forma completamente diferente. El agua que se obtiene está en la zona ácida, lo que es mucho más agresivo que la adsorción por las fuerzas de van der Waals del carbón activo. Incluso parece ser diametralmente opuesto. Según los experimentos e investigaciones del científico estadounidense Dr. Bruce Lipton, el cambio estructural que experimenta el agua obtenida a través de la filtración por ósmosis es mucho más preocupante que la simple filtración de contaminantes a través del carbón activo de grano fino.

Los cartuchos de carbón activo garantizan la mejor filtración del agua

Los filtros de bloque de carbón de la empresa Carbonit se limpian y procesan suavemente mediante un proceso patentado a partir de cáscaras de coco con vapor caliente a 800 °C para que los distintos contaminantes puedan adherirse a los microporos que han quedado libres.

El fabricante Carbonit forma parte del grupo empresarial familiar alemán Westa, que lleva dos generaciones procesando carbón activo para muchos ámbitos de la filtración fina. Esto incluye también el carbón activo para el sector médico y para los filtros de aire de barcos y aviones.

La superficie interna de adsorción y la capacidad de retención dependen de la calidad y del procesamiento del carbón activo. Por eso, el carbón activo no debe confundirse con el carbón vegetal para barbacoas. La estructura y la fuerza de adsorción pasan por la máxima activación de los poros. Al igual que en el caso de una esponja, la fuerza de adsorción es la que determina el rendimiento filtrante de los cartuchos Carbonit.

Todos los cartuchos de filtración fina de bloque de carbón para agua potable que distribuye Agua Viva son fabricados por la empresa Carbonit. Esto también incluye los diferentes cartuchos para el sistema de filtración AV Pro y también los nuevos filtros combinados INLINE Fácil, que son especialmente adecuados para hogares pequeños y para los grifos de agua de cocinas pequeñas.

Marion Kuprat

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.