Descalcificación,  General,  Ósmosis

Tres métodos de descalcificación reconocidos

En la actualidad existen tres métodos dignos de mención para la descalcificación de aguas duras, cuya eficacia ha sido demostrada por informes de expertos.
De entrada, cabe decir que no existe un dispositivo ideal que ofrezca TODAS las funciones de protección para la descalcificación del agua dura con la misma eficacia. Debido a la falta de conocimiento por los propios deseos e ideas preconcebidas, por aseveraciones mal entendidas, falsas promesas y campañas publicitarias inadecuadas, los resultados de las tres técnicas certificadas, por una u otra razón, no siempre son satisfactorios.

La cal es un componente natural del agua. Cuando se elimina el calcio y el magnesio del agua, esta ya no puede desempeñar sus funciones adecuadamente.

Otra dificultad para la reducción de la cal es cuando el agua ya ha recibido varios tratamientos químicos al pasar por los diversos procesos de purificación. Basta con hervir agua para ver cómo la cal invisible adquiere de repente una forma sólida insoluble que se agarra fuerte. De la misma manera, la adición de ácidos o cloros también altera el comportamiento de la cal en el agua.

La reducción de la cal en el agua ya supone un problema por tratarse de un equilibrio entre los beneficios para la salud que trae un agua calcárea natural y el agua descalcificada que necesitan las máquinas. Por eso, tanto los fabricantes como los consumidores deben hacer concesiones o instalar combinaciones de aparatos. Veamos más de cerca estos tres métodos de descalcificación.

La técnica de ósmosis

La técnica de ósmosis es el método menos rentable. La mayoría de los equipos de ósmosis están diseñados para ser instalados debajo del fregadero,es decir, para el agua potable. Pero precisamente el agua potable no tiene por qué ser desmineralizada siempre. El agua pierde conductividad. Se presiona a través de poros extremadamente pequeños a una presión demasiado alta, lo que en sí mismo ya tiene un considerable efecto negativo en la calidad del agua potable. La alta presión en un lado y la ausencia total de movimiento del agua en el lado desmineralizado de la membrana, donde el agua filtrada permanece inmóvil con un valor pH muy bajo, hace que este agua sea muy susceptible de proliferación de gérmenes. Este tratamiento desnaturaliza completamente el agua. Por eso, estos aparatos deben mantenerse extremadamente limpios y controlarse de forma regular.

 

Los intercambiadores de iones

Los intercambiadores de iones constituyen actualmente el método de descalcificación más utilizado. Estos dispositivos funcionan con la ayuda de resinas de intercambio, que eliminan el calcio y el magnesio del agua y los sustituyen por iones de sodio. La mayoría de nosotros hemos oído hablar de los equipos de descalcificación con resinas de intercambio de iones. Pero estos equipos no son filtros. De hecho, el agua procedente de estos equipos suele tener un sabor extraño. Es agua salada, pero sin tener la estructura del agua salada. Esta agua no debería utilizarse para beber o cocinar. Si riega las plantas con esta agua, no sobrevivirán mucho tiempo o presentarán muchos problemas, ya que se trata de un agua cargada de iones de sodio.

Este agua se contamina rápidamente con microbios, por lo que es necesario instalar también filtros de bloque de carbón. La naturaleza animada vive de forma mucho más saludable con agua calcárea que con agua desmineralizada. Pero el agua calcárea, de hecho, no es adecuada para las máquinas y diversos electrodomésticos. Las lavadoras duran más tiempo si funcionan con agua blanda.

Granulado catalizador

Otra posibilidad de tratar el agua calcárea es el contacto con el llamado granulado catalizador. A diferencia de otros métodos de tratamiento físico, como los generadores de pulsos eléctricos o los descalcificadores magnéticos, la efectividad del granulado catalizador está comprobada. La cal cristalizada con este método crece de forma natural hasta un tamaño filtrable y puede ser retenida en gran medida por un filtro de bloque de carbón instalado a la salida del equipo.

El exceso de cal no se adhiere a las resistencias eléctricas de los calentadores de paso continuo ni a las tuberías de agua. El agua mantiene su equilibrio químico natural. Dado que no se forman depósitos calcáreos cuyas cavidades puedan ser colonizadas por las bacterias, tampoco se forman biopelículas. Las estructuras de cal alteradas se convierten a su vez en cristales de cal, debido a la estructura de la superficie sobre la que se formaron. Cuando han alcanzado el tamaño suficiente, son filtrados por el filtro de carbón en bloque.

Granulado catalizador

Granulado catalizador de cerámica

Los granulados catalizadores de cerámica son muy populares porque eliminan las incrustaciones en las tuberías y, por consiguiente, ya no ofrecen una superficie adecuada para que crezcan las incrustaciones y las biopelículas. Las incrustaciones de cal existentes en las tuberías se descomponen. Este proceso de descomposición no termina en el filtro, ya que a lo largo de toda la tubería se forman continuamente diminutos nuevos cristales de cal. Esta es la razón por la que a veces se puede observar una pequeña cantidad de cal en la grifería cuando el agua se seca.

Gracias al cambio en su estructura, estos pequeños residuos de cal seca en la grifería se pueden limpiar fácilmente con un paño seco. Por lo tanto, los granulados catalizadores no generan una desmineralización completa. Pero sí eliminan en gran medida los depósitos de cal. Estos granulados eliminan la cal del agua hasta que el contenido de calcio y carbonato está en equilibrio con el ácido carbónico y los minerales.

Eficacia del granulado catalizador

De este modo es posible filtrar aproximadamente el 70  % de la estructura de cal, así como el cloro y los metales pesados directamente en la entrada de agua, mejorando así la calidad del agua en toda la casa de forma natural. El agua no contiene iones de sal y, sobre todo, las tuberías están libres de depósitos de cal de forma duradera. La composición química del agua no cambia. Por lo que puede beberse sin perjudicar la salud. Si adicionalmente se instalan filtros microfinos en la cocina, el agua obtenida es mejor que cualquier agua embotellada.

Sistema AquaKalko INNOVA

El sistema AquaKalko INNOVA funciona sobre la base de estos gérmenes cristalinos cerámicos patentados. Cuanto mayor sea la superficie del granulado catalizador de cerámica en comparación con la superficie de las tuberías incrustadas, es más probable que las incrustaciones antiguas se eliminen en un plazo de 3 a 9 meses. Las biopelículas no pueden colonizar las tuberías y son eliminadas con el agua. Además se trata de un sistema de filtración y descalcificación 100 % ecológico. Después de liberarse, la superficie del granulado catalizador adquiere una estructura especial que atrae la cal del agua y de las tuberías hasta que la molécula de cal ha adquirido un tamaño tan grande que se separa del granulado catalizador por la acción del agua en circulación y se convierte, a su vez, en un cristal de cal. El resultado son tuberías de agua libres de cal.

 

 

El intercambiador de iones KINETICO

El pequeño intercambiador de iones KINETICO, que funciona hidráulicamente, sin corriente, con una pequeña cantidad de sal. Es ideal cuando es imprescindible una descalcificación completa y precisa para determinadas máquinas. El aparato permite ajustar de forma precisa el grado de dureza restante deseado. Los aparatos KINETICO sin corriente llevan fabricándose con éxito en EE. UU. desde hace casi cuarenta años. Para aquellos que no desean beber agua blanda, se puede dividir el suministro de agua.

Los aparatos KINETICO también están disponibles en tamaños industriales para restaurantes y hoteles. Se trata de un sistema semiecológico. La limpieza de la resina de intercambio pasa desapercibida gracias a un sistema doble que funciona automáticamente con la mitad del agua salada y muy poca agua almacenada. Dado que estos descalcificadores funcionan de forma muy económica, sin corriente y con agua almacenada, y se llenan con bloques de sal muy fina, su durabilidad es muy larga. Para electrodomésticos como hornos de vapor, lavavajillas, lavadoras o dispositivos especialmente delicados, esta es una excelente solución regulable. Utiliza mucha menos sal que la que se utiliza sin control, en grandes cantidades y con mucha agua en los descalcificadores convencionales. Además, los aparatos KINETICO no dejan de funcionar por cortes de corriente.

En sus respectivos campos y dependiendo de los requerimientos, ambos sistemas permiten ofrecer un agua mucho mejor de la que se puede esperar de los descalcificadores ampliamente utilizados.

Marion Kuprat
www.marionkuprat.com
Traducción: www.claudiafischer.es

2 Comentarios

    • Marion Kuprat

      Hola Lucía, muchas gracias por leer mi artículo y por tu comentario. Cuando hablamos de distintos métodos de destilación o de cocinar el agua, estos no están incluidos oficialmente dentro de la categoría de descalcificación. La destilación no se considera descalcificación, puesto que no es agua para ser bebida, sino para tratamiento. Cuando hablamos de descalcificación, nos referimos principalmente al agua que entra en una casa por la red de suministro. Descalcificar completamente el agua de beber no es recomendable para la salud, aunque sí es recomendable para maquinaria que puede verse dañada por la cal. De todos modos, existen cartuchos de microfiltración (para bajo fregadero) que utilizan métodos naturales, no descalcifican al 100% y mantienen el equilibrio natural de minerales en el agua (para el agua de beber). Es el caso de los cartuchos DUALIS de Carbonit.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.