General

Virus, legionela y gérmenes multirresistentes

Un agua contaminada con virus es un riesgo para la salud

Los virus son parásitos que infectan a bacterias y organismos superiores como los seres humanos y causan infecciones. No son capaces de multiplicarse por sí mismos. Para poder propagarse, los virus necesitan las células de otros seres vivos, que hacen de anfitriones. Entre estos anfitriones se encuentran, por ejemplo, las bacterias. Los virus introducen su material genético en la célula huésped, se producen nuevos virus y la célula huésped muere lentamente. De este modo, se libera una enorme cantidad de nuevos virus, que a su vez buscan una gran cantidad de células huéspedes. A diferencia de las bacterias, los virus no están clasificados como organismos vivos porque no cuentan con su propio metabolismo. Los virus pueden aparecer casi en cualquier lugar. Esto incluye la infección en animales, plantas y seres humanos. Existen diferentes vías de transmisión: el contacto directo, los alimentos contaminados, el contacto físico u objetos infectados, como los pomos de las puertas. También es posible la transmisión por gotitas de líquidos y por la sangre. Incluso es posible la transmisión a través de aguas contaminadas y estancadas.

El origen de los virus en el agua potable

El reglamento relativo al agua potable no establece un valor límite específico para los virus nocivos. Únicamente establece que los patógenos no deben estar presentes en el agua potable en una concentración determinada que pueda poner en peligro la salud humana. Los virus son liberados en el medio acuático por los excrementos y el estiércol líquido de los animales de granja enfermos y sus bacterias, ya que estos residuos se utilizan como fertilizantes. Después, son introducidos en el ciclo del agua por la lluvia. Los virus pueden sobrevivir hasta varios meses, sobre todo, en aguas superficiales de escasa circulación. Otra fuente son las tuberías de aguas residuales de la industria, como por ejemplo, en los mataderos. Si las aguas residuales procedentes de la industria alimentaria no reciben un tratamiento adecuado y la desinfección realizada en la planta de tratamiento es deficiente, pueden aparecer virus que sobreviven en las aguas estancadas durante mucho tiempo.

Los virus en el medioambiente

En el mundo animal y vegetal existen innumerables tipos de virus. Pero solo unos pocos son peligrosos para el ser humano. Un ejemplo de ello es la gripe aviar que, en realidad, solo afecta a las aves de corral. Este virus fue responsable de numerosas muertes humanas en el sudeste asiático. El virus se transmitió a los seres humanos debido a una adaptación a su entorno. La transmisión también es posible si existe un contacto directo muy estrecho con los animales de granja enfermos. La evolución de la enfermedad presenta síntomas similares a los de la gripe y puede causar neumonía grave. Los lagos con muchos patos o con gran afluencia de aves que se abastecen de agua y defecan también pueden ser focos de transmisión de virus. Estas aguas deben estar debidamente señalizadas por el municipio. Tampoco es recomendable bañarse en los ríos después de fuertes lluvias. La lluvia puede arrastrar estiércol líquido insalubre e infestado de virus a las aguas.

El virus de la gripe aviar se transmitió a los seres humanos debido a una adaptación a su entorno.

Los efectos sobre la salud

El riesgo que representan los virus presentes en el agua del grifo para la salud del ser humano depende de la concentración, de las biopelículas existentes en las tuberías o del tipo y el estado del sistema inmunológico de las personas. En el caso de la legionela, por ejemplo, incluso una pequeña concentración en la ducha que se inhala con el vapor del agua caliente puede ser suficiente para una infección. El norovirus, aunque es menos peligroso, es altamente contagioso e incluso resistente a muchos agentes de limpieza. Los niños y los ancianos son particularmente susceptibles, al igual que los enfermos cuyo sistema inmunológico está debilitado. La infección por norovirus suele durar unos pocos días y a menudo se diagnostica erróneamente como una gripe.

La mejor prevención es un entorno higiénico, limpio, sin presencia de biopelículas en las tuberías y agua purificada en la que los virus no encuentren las condiciones de vida necesarias.

En realidad no existen valores límite oficiales para los virus. Los virus aparecen en aquellos lugares en los que el agua está sucia y estancada; cuando el agua está limpia y circula lo suficiente no se dan las condiciones de vida adecuadas para que aparezcan los virus. Los virus generalmente crecen en simbiosis con las bacterias. Pueden aparecer en casi cualquier entorno e incluso pueden sobrevivir durante meses en un clima húmedo y cálido. La mejor prevención es un entorno higiénico, limpio, sin presencia de biopelículas en las tuberías y agua purificada en la que los virus no encuentren las condiciones de vida necesarias.

Gérmenes multirresistentes

Los gérmenes multirresistentes hace tiempo que han dejado de ser un problema exclusivo de los hospitales. Estos llegan al medioambiente a través de las aguas residuales no filtradas y el exceso de estiércol líquido.

¿Cuáles son las implicaciones para nuestra agua potable?

“Germen” es el término genérico para varios patógenos: bacterias, virus y hongos. “Multirresistencia” es el término que se utiliza cuando estos patógenos ya no pueden ser eliminados por los métodos de tratamiento disponibles, como los antibióticos o los antivirales.

Si los patógenos entran en contacto con un antibiótico y sobreviven al tratamiento, pueden desarrollar resistencia a este antibiótico.

El desarrollo de la resistencia pasa al material genético de las generaciones de gérmenes posteriores y es una forma de adaptación al medioambiente. Normalmente, se trata de un proceso lento. Las bacterias, en cambio, se multiplican de forma increíblemente rápida. En este caso la “evolución” tiene lugar en una dimensión de tiempo totalmente diferente. Si los patógenos entran en contacto con un antibiótico y sobreviven al tratamiento, pueden desarrollar resistencia a este antibiótico. Es decir, se adaptan al nuevo entorno. Esta resistencia se transmite a la siguiente generación y el medicamento ya no es eficaz. Así es como se crea la resistencia de los gérmenes.

Las causas son conocidas

Los gérmenes multirresistentes aparecen principalmente cuando los antibióticos se usan en exceso:

1. Uso innecesario de antibióticos. Lamentablemente, en la actualidad los antibióticos se prescriben con demasiada frecuencia, cuando todavía no son necesarios o no son eficaces. Un ejemplo de ello es la prescripción para infecciones virales como la gripe. Los virus no se combaten fácilmente con antibióticos.

2. Ingesta irresponsable por parte de los propios pacientes. Con frecuencia, los pacientes interrumpen prematuramente el tratamiento con antibióticos. Esto lleva a que algunos patógenos sobrevivan y transmitan su resistencia a las nuevas generaciones. Con frecuencia se presentan recaídas y el antibiótico ya no funciona durante el segundo tratamiento. Entonces es necesario utilizar antibióticos más fuertes. Asimismo, los gérmenes resistentes pueden propagarse a otras personas con inmunodeficiencia.

3. Uso de antibióticos en la ganadería intensiva. Aquí es donde se utiliza la gran mayoría de los antibióticos. Por un lado, los patógenos multirresistentes acaban en los campos y en las aguas por medio del estiércol líquido. Por otro lado, el ser humano ingiere pequeñas cantidades de estos antibióticos mediante el consumo de la carne. De este modo se generan más resistencias.

4. Las biopelículas en las tuberías son caldos de cultivo. Estas no pueden eliminarse con cloro, ya que este solo desinfecta el agua que fluye por las tuberías. Las tuberías de agua caliente presentan condiciones óptimas para la propagación de numerosos gérmenes.

Los gérmenes en las aguas

Los gérmenes multirresistentes no solo llegan al medioambiente a través del estiércol líquido, sino también a través de las aguas residuales. Aunque el agua es tratada en varias etapas en las plantas de tratamiento de aguas residuales, las bacterias resistentes a menudo permanecen en el agua porque los métodos utilizados no están destinados a la filtración. Después, el agua procedente de la planta depuradora es devuelta a los ríos junto con las bacterias. Visto esto, no es de extrañar que los gérmenes desarrollen resistencias. Las biopelículas presentes en las tuberías son auténticos caldos de cultivo para los gérmenes. Este es el lugar ideal para que se multiplique la legionela, por ejemplo.

Actualmente se utilizan grandes cantidades de sulfato de aluminio en las plantas de tratamiento de agua.

¿Qué significa esto para el agua potable y nuestra salud?

Todavía no está claro cómo se comportan estos patógenos multirresistentes en el medio ambiente. Lo que sí es seguro, es que representan un riesgo potencial si las personas entran en contacto con ellos y se produce una infección. La experiencia ya ha demostrado que el número de infecciones por legionela aumenta cada año, y el número de víctimas también. Si bien las personas sanas generalmente no tienen nada que temer del agua potable, los bebés, las personas con afecciones preexistentes y las personas inmunodeficientes están en situación de riesgo. Tampoco debería bañarse en este tipo de aguas, si tiene alguna herida abierta. El agua es el principal portador de gérmenes. Existen estimaciones según las cuales en menos de 30 años los gérmenes multirresistentes serán el mayor riesgo para la salud si no se investigan a tiempo los peligros y se hace algo al respecto.

La experiencia ya ha demostrado que el número de infecciones por legionela aumenta cada año, y el número de víctimas también

¿Qué podemos hacer?

Buenas medidas preventivas contra todo tipo de gérmenes son la limpieza, un carbón activo de calidad en los filtros de agua y el reemplazo periódico de los cartuchos filtrantes. Esto no incluye la ósmosis inversa, porque la alta presión del agua y la falta de minerales debilitan el agua, lo que hace que vuelva a contaminarse rápidamente. También es importante desechar los cartuchos filtrantes reemplazados como residuo tóxico. Los gérmenes multirresistentes son sin duda el resultado de un manejo incorrecto de los antibióticos y del abuso de los medicamentos. Es imprescindible que los médicos informen adecuadamente a sus pacientes acerca de las consecuencias que tiene el uso incorrecto de antibióticos. Es urgente que se reduzca la utilización de antibióticos en la ganadería y que se establezcan controles más estrictos. Es necesario optimizar el rendimiento de las plantas de tratamiento de aguas residuales y reforzar los controles del agua y de las aguas residuales. Esto podría generar muchos nuevos puestos de trabajo. Hace ya tiempo que deberían haberse modernizado las plantas de tratamiento de aguas residuales y mejorado los controles de las aguas en ríos y lagos.

Instalación integral para desinfección del agua a través de electrólisis, realizada por Agua Viva eco-tecnologías, en el hotel Sindika de Guipúzcoa, España.

Ya no puede esperarse que el agua se purifique por sí sola. Este ciclo natural ya no funciona porque el consumo mundial de agua ha aumentado demasiado. Nosotros, como población, compartimos la responsabilidad de mantener el agua limpia y acorde con las características de la especie. Si no somos capaces de frenar los gérmenes peligrosos, pronto se convertirán en la primera causa de muerte y el agua contaminada exterminará a los seres humanos en pocos años.

Las investigaciones rusas han proporcionado una ayuda. Allí, el agua se desinfecta desde hace años de forma electroquímica, sin aditivos químicos (desinfección electroquímica Envirolyte). Actualmente se está llevando a cabo un nuevo estudio en Rusia y Georgia que investiga el tratamiento no tóxico con bacterias (el tratamiento bacteriofágico). Los médicos han obtenido resultados asombrosos con la utilización específica de fagos contra los gérmenes multirresistentes, que secan las células huéspedes sin utilizar productos químicos.

En este video, demuestro la eficacia del anolyte, un desinfectante ecológico generado por los equipos Envirolyte, capaz de eliminar todo tipo de virus y bacterias, y el único que ha demostrado una eficacia del 100% en la erradicación completa de la legionela.

Identificar con mayor rapidez los problemas de legionela

La legionela es una bacteria baciliforme que puede causar neumonía potencialmente mortal en el ser humano. Se reproduce mejor en agua cálida (en las biopelículas de las tuberías de agua caliente) a una temperatura de unos 20-45 ºC. Se libera al aire a través de torres de refrigeración, sistemas de aire acondicionado, sistemas de refrigeración por evaporación y sistemas de agua caliente. Los hospitales, hoteles, residencias de ancianos y edificios de viviendas son particularmente susceptibles a estas bacterias. La más peligrosa de las casi 50 especies de legionela es la Legionella pneumophila. Esta es responsable del 80 % de todas las legionelosis neumónicas. Cuando se produce un brote, es necesario identificar la fuente de los gérmenes lo más rápidamente posible para prevenir nuevas infecciones.

No obstante, para obtener los resultados de una prueba de detección de legionela fiable en el laboratorio se debe esperar unos 14 días. Eso sí, los resultados que se obtienen son muy completos. Pero se tarda demasiado tiempo en hacer advertencias o tomar las medidas adecuadas. Uno de los problemas es que, generalmente, los síntomas de la enfermedad no aparecen hasta después de unos días y para encontrar el origen de la infección de nuevo son necesarios varios días de análisis. Esto dificulta enormemente el tratamiento y la búsqueda del foco desencadenante.

Mientras tanto, existen algunas pruebas rápidas que, a pesar de ser menos precisas, pueden dar indicios con una probabilidad bastante alta. Pero, debido a esta falta de precisión, no se promocionan adecuadamente. Aun así, pueden ayudar a encontrar el desencadenante más rápidamente y, de ese modo, prevenir muchas infecciones que podrían ser mortales.

En el siguiente vídeo (subtitulado en español) se muestra la prueba que habitualmente se realiza en edificios de viviendas y otra posible prueba rápida que permitiría identificar la legionela en media hora.

Para más información sobre cómo desinfectar eficazmente el sistema de tuberías de un edificio de viviendas, se puede contactar con la empresa Agua Viva eco-tecnologías a través del teléfono 937 926 146, que sin compromiso puede asesorar sobre la solución más adecuada en cada caso.

Marion Kuprat

Traducción: Claudia Fisher

www.claudiafisher.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.