Nuestros niños se deshidratan

19 - enero - 2016 by

Nuestros niños se deshidratan

La preocupación por un agua adecuada para los más pequeños de la familia está justificada. Sin embargo, en muchas ocasiones esta preocupación no se mantiene en el tiempo. En cuanto los bebés o los niños pequeños han dejado atrás el periodo más delicado de la infancia, el tema de la ingesta de líquidos, así como el tipo y la calidad de las bebidas rápidamente cae en el olvido. Ya apenas se habla del agua y de la calidad del agua como bebida para calmar la sed. La realidad es que nuestros niños se deshidratan.

Otro hecho innegable es que la mayoría de los niños de primaria y los que aún van al jardín de infancia beben muy poco, y no se presta la suficiente atención a cuánto beben realmente. Esto por sí solo es un hecho entristecedor.

Cuando los niños no ingieren la suficiente cantidad de líquido, esto puede provocar de manera temprana una falta de concentración, estrés en el colegio y problemas circulatorios para los años escolares venideros

La proporción de agua en el cuerpo de los niños es significativamente mayor comparada con la de los adultos de peso corporal normal. De ahí que los niños también necesiten beber mucho más que los adultos en relación a su peso corporal. Nuestros niños se deshidratan por lo que cuanto más pequeños son, mayor es la necesidad de líquido.

Distintos institutos de investigación han determinado, de una manera más o menos consensuada, cuál es la ingesta diaria de líquido necesaria:

•  1-4 años 820 ml/día
•  4-7 años 940 ml/día
•  7-10 años 970 ml/día
•  10-13 años 1170 ml/día
•  13-15 años 1330 ml/día
•  15-19 años 1530 ml/día
•  Los adultos deberían ingerir al menos 35 ml por kilo de peso corporal

original

Ojo con acostumbrar mal las papilas gustativas de los más pequeños. Nuestros niños se deshidratan por lo que debemos prestar suma atención a su alimentación desde recién nacidos.

Por lo tanto, comparativamente hablando, los niños de cualquier edad deben ingerir mucha cantidad de líquido. Esto naturalmente nos plantea la siguiente pregunta, ¿con qué sacian su sed los niños de la actual generación de comida rápida? Es muy probable que aquí ya se pueda encontrar la raíz del problema de una alimentación completamente equivocada, dado que todo lo que se ofrece a los niños hoy en día, sin excepción, ha sido fuertemente azucarado o tratado químicamente. Esto distorsiona dramáticamente el gusto de los niños por la ingesta de alimentos sólidos. Por lo tanto, el problema fundamental se encuentra en los hábitos de consumo de líquidos, así como en todos los zumos y refrescos excesivamente dulces con los que nos gusta tanto mimar a nuestros niños.

Los zumos y los refrescos deberían ser una excepción, la leche un alimento y las bebidas de cola, el café y el alcohol un tabú en la edad del crecimiento.

Los refrescos y también los zumos dulces deberían evitarse por completo en un hogar en el que viven niños pequeños. Los zumos de fruta deberían ingerirse solo excepcionalmente y diluidos en agua, incluso los zumos de fruta naturales concentrados, ya que estas bebidas contienen muchas calorías debido a su elevada proporción de azúcar y fructosa y, por lo tanto, pueden contribuir al desarrollo de la obesidad. Diversos estudios han demostrado que los niños en edad preescolar ya ingieren el 25 por ciento de la energía diaria requerida solo por medio de bebidas azucaradas. Las bebidas azucaradas aumentan la deshidratación.

En una lata de refrescos pueden haber hasta 42gr de azúcar (aprox 6 cucharadas)

Y eso sin mencionar los daños que provoca en los dientes el enorme consumo de azúcar y que puede provocar una temprana caries dental. También desaconsejo completamente las bebidas light, ya que también tienen un sabor desproporcionadamente dulce provocando en los niños una preferencia por lo dulce, lo que en el futuro a su vez tendrá un impacto en el peso.
Además, los refrescos y las bebidas de cola son sospechosas de provocar hiperactividad y huesos frágiles. Aparte de las enormes cantidades de azúcar, el ácido cítrico químico que se incluye en prácticamente todas las bebidas refrescantes, es igual de perjudicial para los dientes de los niños como lo es su alto contenido de azúcar. La conclusión es que los niños pequeños beben muy poco y los niños mayores demasiado dulce.

En este contexto, llama la atención que precisamente el Reino Unido actualmente se esté enfrentando a una verdadera epidemia de diabetes. Más de tres millones de personas sufren de diabetes en el Reino Unido y todo apunta a que esta cifra se duplicará en los próximos años. Gran Bretaña es el país con el mayor porcentaje de amantes de refrescos y comida rápida de todo el mundo.

Por supuesto que también el té negro, el café, los refrescos de cola e incluso solo mínimas cantidades de alcohol en las bebidas son completamente inadecuadas para niños en edad de crecimiento.
Tampoco los lácteos ni las bebidas mezcladas con leche deben ser considerados para calmar la sed, sino más bien como un aperitivo.

La bebida prevista por la naturaleza para calmar nuestra sed es el agua

La bebida prevista por la naturaleza siempre ha sido el agua potable. No obstante, también ha habido culturas entre nuestros antepasados que contaminaron hasta tal punto el agua superficial disponible que provocaron enfermedades e incluso epidemias. El agua potable limpia y saludable es un bien escaso en todo el mundo y la situación del suministro de agua es más probable que empeore en lugar de mejorar. El efecto de largo plazo de los contaminantes, residuos de medicamentos y otros productos químicos sobre nuestro cuerpo todavía no han sido totalmente probados.

En contraposición a esto, realmente es una buena noticia que hoy en día ya se está haciendo mucho por el agua, incluso aunque todavía no sea suficiente. Actualmente, cada persona puede decidir por sí misma filtrar y revitalizar de una forma natural el agua de su vivienda para sus necesidades personales.
Naturalmente, también debemos concienciarnos sobre nuestra responsabilidad por los recursos del planeta en favor de todos los seres vivos y sus futuras generaciones. En cualquier caso, tenemos la posibilidad de comenzar por nosotros mismos, lo que no siempre ha sido posible.

El 90% de las plantas silvestres y un tercio de nuestros alimentos dependen de la polinización, pero un 20% de las abejas ha desaparecido en Europa. ¿El responsable? La agricultura industrial

El 90% de las plantas silvestres y un tercio de nuestros alimentos dependen de la polinización, pero un 20% de las abejas ha desaparecido en Europa. ¿El responsable? La agricultura industrial

De un agua saludable se pueden preparar excelentes y económicas bebidas para calmar la sed de toda la familia: se pueden preparar fácilmente tés o infusiones mínimamente azucaradas para todo el día tales como tés de hierbas, tés de frutas o una mezcla de zumo con una elevada proporción de agua mineral. El consumo de líquido de los padres influye en gran medida en lo que harán sus hijos. Por lo tanto, una de nuestras tareas es probablemente la de servir de ejemplo a nuestros niños con muchas buenas alternativas.
Puedo concebir que de vez en cuando se le ofrezca algo de chocolate a los niños, pero si realmente quiero hacer algo bueno por mis hijos, debo preocuparme por una alimentación bien fundamentada en la que el agua de buena calidad ocupa un lugar muy importante.

Los ataques de la industria alimentaria a la base nutricional ya no pueden pasarse por alto: Ingeniería genética en la comida, ingentes cantidades de azúcar, edulcorantes como promesas de adelgazamiento, bebidas con descripciones de contenido incomprensibles, potenciadores de sabor químicos, conservantes, aditivos que no deberían incluirse en la alimentación y que ya no tienen nada que ver con la misma, así como otros aditivos químicos que en algún momento simplemente se han añadido a nuestros alimentos sin ningún tipo de

"El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza." Leonardo da Vinci

“El agua es la fuerza motriz de toda la naturaleza.” Leonardo da Vinci

fundamento y de los que ya ni siquiera se sabe cuál fue el motivo, y finalmente incluso agua del grifo simplemente envasada que se publicita a precios máximos por medio de las correspondientes campañas de marketing. Esta lamentable lista es casi interminable y ya casi es imposible conocer el verdadero origen de algunos alimentos. Este tipo de productos se pueden vender a precios relativamente económicos de manera que al comprador todavía le sobra un buen pellizco de sus ingresos mensuales para poder permitirse un nuevo vaquero con agujeros o el nuevo smartphone de última generación,a coste del bienestar durante años.

Lo que quiero decir con esto es que: los cambios en la vida cuestan dinero, de eso no hay duda. No obstante, inclinarse a favor de alimentos más naturales en el largo plazo resulta más económico. Pruébelo por sí mismo.

Marion Kuprat

Subscríbete a Nuestra Lista
Obtenga información sobre el agua.

Subscríbete hoy para obtener información de gran calidad sobre el agua, sus propiedades y como obtener un agua saludable para el consumo.

Related Posts

Share This

2 Comments

  1. Hola Marion.

    Nos ha parecido muy interesante y apropiado difundir tu artículo sobre la deshidratación infantil en nuestra página web y en nuestra revista bimestral Tachai cuyo próximo número saldrá en febrero de 2016.
    La Garbancita Ecológica somos una cooperativa de consumidores de alimentos ecológicos que promovemos la educación alimentaria y practicamos la responsabilidad compartida entre agricultores y consumidores. De hecho algunos de nuestros mejores agricultores son socios de La Garbancita Ecológica.

    • Marion Kuprat

      Muchas gracias Pilar. Me parece muy importante la labor que está haciendo usted. Este es un momento en donde la UE vuelve a plantear nuevas restinciones. Debemos estar muy atentos. Gracias

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *