La historia de la ionización del agua – Parte I –

25 - junio - 2015 by

La historia de la ionización del agua – Parte I –

Un método sobre el que me preguntan mucho últimamente es el agua ionizada. Se ha generalizado el concepto de la ionización del agua, a pesar de que su denominación correcta debería ser activación electroquímica (ECA), o separación electrogalvánica del agua. A través del proceso técnico de la electrólisis, necesario para la ionización del agua, ésta adquiere temporalmente propiedades completamente nuevas. Durante este proceso no se generan nuevos iones, más bien, los iones presentes en el agua se desplazan debido a la corriente galvánica a grupos del mismo tipo y se utilizan por separado. El resultado es una parte alcalina con un exceso de electrones (agua activa alcalina) y una parte ácida con carencia de electrones (óxido de agua ácida). De esta forma, a partir del agua de partida se producen técnicamente dos aguas activas diferentes con cualidades completamente nuevas. Lo esencial de los efectos que tiene el agua activa por electrólisis es el tiempo durante el cual las propiedades anómalas adquiridas son aprovechables por la medicina o la técnica antes de que el agua vuelva a sus propiedades naturales. En esta fase el agua activada eléctricamente es un agua funcional con posibilidades muy interesantes.

El descubrimiento de la ionización del agua se remonta a un conjunto de muchos factores detectados casualmente y a los meticulosos estudios realizados sobre ellos por parte de investigadores experimentales en los siglos XVIII y XIX.
Luigi Galvani

Luigi Galvani 1737 – 1798

El médico italiano Luigi Galvani introdujo ya en 1780 el primer circuito eléctrico a base de distintos metales aplicándolo a patas de rana. Precisamente, el descubrimiento de la corriente galvánica es el que hizo posible el método de la electrólisis para la ionización del agua. Antoine Lavoisier descubrió que el oxígeno formaba parte del agua y ya a finales del siglo XVIII quería dividir el agua en sus componentes individuales. Pero el verdadero descubrimiento de la electrólisis se remonta al físico experimental Johann Wilhelm Ritter, que con apenas 22 años de edad ya realizaba osados experimentos consigo mismo que le permitieron obtener increíbles descubrimientos e inventos, pero que también fueron la causa de su temprana muerte a los 34 años de edad. Ritter fue reconocido como el investigador más brillante de finales del siglo XVIII. Estudios independientes le llevaron a considerar que los procesos de galvanización siempre están ligados a reacciones de oxidación y reducción, sobre lo que informó detenidamente en su propio periódico con sus propios esquemas y gráficos. Con la ayuda de la electricidad galvánica el agua se dividía en sus componentes individuales. Al examinar las burbujas de gas ascendentes que se formaban sobre los electrodos señaló, después de documentar cuidadosamente los experimentos realizados, que se trataba de hidrógeno y oxígeno. Este proceso es el que hoy se conoce como electrólisis, denominación proveniente de la lengua griega y que se compone de “electro” que significa electricidad y “lisis” que significa descomponer. Por lo tanto, el agua se divide eléctricamente en dos tipos de agua.

Finalmente, fue Michael Faraday, después de un análisis exhaustivo de los procesos electroquímicos, el que le dio las denominaciones que se conocen a día de hoy.

Johann Wilhelm Ritter 1776 - 1810

Johann Wilhelm Ritter 1776 – 1810

Sin embargo, ni Johann Ritter, ni los desarrollos posteriores se ocupaban en esa época de los cambios que se producían en el agua, sino de los gases que se desprendían. La electrólisis para la producción de agua activada se remonta a la electrólisis de membrana del físico ruso Vasily Vladimirovisch Petrov. Esta técnica constituye todavía hoy el fundamento de la activación eléctrica del agua. Petrov es celebrado en Rusia como el antepasado del agua activada. No obstante, los primeros dispositivos para la mejora del agua potable no salieron a la luz hasta principios del siglo XX.

En 1962 fue la primera vez que se autorizó en Japón la utilización de un dispositivo ionizador del agua para la producción de agua medicinal. Técnicamente hablando los japoneses hacían las cosas a su manera. Sin embargo, los pioneros en la fabricación de ionizadores caseros fueron los coreanos que se hicieron los líderes del mercado mundial, en especial en lo que respecta al agua activa alcalina para aplicaciones médicas. El agua activa ácida sólo recibe un papel subordinado por parte de los partidarios del agua electroactivada alcalina.

Michael Faraday 1791 - 1867

Michael Faraday 1791 – 1867

 

En la antigua Unión Soviética, fue el ingeniero ruso Vithold Bakhir el que a principios de los años 70 del siglo pasado tuvo la ocurrencia de utilizar agua electroactivada como fluido de perforación para la explotación de campos de gas en Uzbekistán. Uzbekistán es una zona muy desértica y los trabajadores sufrían a menudo de graves quemaduras debido al implacable sol de la zona. Pronto se descubrió que el agua electroactivada ayudaba a curar mucho mejor las quemaduras por el sol. Es por esto que lo primero que estudiaron los investigadores rusos fue la capacidad de protección radiológica y la curación de radiaciones por medio del agua activa alcalina.

Muy pronto se descubrieron también las increíbles capacidades del agua electroactivada ácida como una forma de desinfección. A finales de los años 70 en Moscú esto fue declarado inmediatamente como una prioridad, lo que dio lugar al proyecto de investigación mayor y mejor financiado sobre el agua de todos los tiempos. Un gran número de científicos de renombre fueron llamados a Moscú para unirse a este proyecto. Sin embargo, en un principio la investigación rusa mantuvo el proyecto en secreto. Era la época de la Guerra Fría, no fue hasta 1981 que comenzaron a publicarse algunas escasas noticias sobre esta amplia investigación. A partir de 1997, es decir, casi 20 años después de los resultados obtenidos en Uzbekistán – después del colapso de la Unión Soviética – fue la primera vez que investigadores occidentales intercambiaban impresiones con los rusos sobre la técnica y las posibilidades del agua activada electroquímicamente.

A día de hoy ya no existe ningún hospital en toda Rusia que no utilice con éxito y de forma extremadamente económica el agua activa ácida para la desinfección; y eso sin los gérmenes hospitalarios que lamentablemente en los últimos años se han hecho notorios en los países occidentales. Con los ionizadores caseros que conocemos de Japón y Corea, esto sólo es posible deficientemente, ya que éstos sólo están débilmente diseñados para el ámbito del agua activa ácida.

Agua activada electroquímicamente

Reducción

Fuente: http://secundaria.us.es/

Por lo tanto, ha sido el investigador ruso Vitold M. Bakhir el que acuñó por primera vez el término “activación electroquímica” (ECA). Mientras que hasta entonces el foco de interés sólo se centraba en la propiedad química ácida o alcalina del agua, Bakhir identificó, junto a su creciente equipo formado por los mejores investigadores sobre el agua, que este agua poseía actividad eléctrica, durante un período de tiempo limitado, que no se podía calcular mediante fórmulas químicas convencionales. El concepto central era el potencial Redox anormal, tanto del agua activa alcalina como del agua activa ácida. Después de la producción de esta nueva agua, estas características y actividades anormales se prolongaban durante minutos, horas o semanas, antes de regresar de nuevo al estado normal del agua. Los científicos rusos investigaron intensamente este período de actividad del agua nueva con el fin de poder aprovechar económicamente estas potentes propiedades desinfectantes. Las patentes están firmemente en control de los rusos y hasta la fecha muchos hallazgos importantes de esta investigación aún no se han traducido a otros idiomas.

De hecho, una de las mayores virtudes, en realidad, procede de los fabricantes de equipos rusos que, en lugar de centrarse en la complejidad técnica, trabajan con superficies de contacto más grandes y con materiales más nobles. De ahí que una de las grandes ventajas de los equipos rusos para la producción de agua activa ácida es el poco mantenimiento técnico que requieren.

El agua activa ionizada alcalina

Gráfico sobre la primera electrósisis de Ritter en 1798

Gráfico sobre la primera electrósisis de Ritter en 1798

El proceso de ionización en los ionizadores caseros consiste en una técnica compuesta por electrodos de platino con cargas opuestas que desplazan, por medio de la corriente continua, la relación de carga natural del agua. Por consiguiente, siempre se obtienen dos aguas diferentes que han sido separadas por electrólisis: el agua activada ácida y el agua activada alcalina. El agua alcalina tiene más iones de hidrógeno cargados negativamente y el agua ácida tiene más iones de hidrógeno cargados positivamente. En los ionizadores caseros el foco de atención se sitúa en la producción de agua activa alcalina que se publicita con grandes promesas de salud.

“Agua activada electroquímicamente” es la palabra de moda actualmente para referenciar un agua saludable. Los ionizadores de agua para la producción de agua alcalina se comercializan a día de hoy principalmente a través de sistemas de marketing multinivel para mantener la salud. La desventaja de esto es que incluso los despistados revendedores creen que necesitan convertirse en expertos en salud. El agua alcalina sin duda puede tener un efecto terapéutico temporal siempre que se aplique de forma controlada y limitada en el tiempo. En tales casos, seguramente sea posible reducir la carga de radicales libres. Mientras que la comida y la bebida tienen que ser digeridos con el fin de transformar los alimentos y los minerales en energía antes de que ésta pueda ser absorbida, el agua alcalina activada eléctricamente recorre otro camino. Nos proporciona energía fría directamente que no necesita ser quemada a través del proceso digestivo de nuestro cuerpo. Por lo tanto, nuestro cuerpo ya no participa en el proceso de producción de energía.

Podemos encontrar un ejemplo de electrólisis en la naturaleza, se trata de las miles de tormentas eléctricas y de los millones de relámpagos que se dan cada día sobre el océano. Durante una fracción de segundo, los relámpagos alcanzan una temperatura de 30.000 ºC, la mayor temperatura que existe sobre la tierra

Personalmente, yo no estoy tan convencida del “efecto mágico” del agua activa alcalina sobre la salud… No me cabe la menor duda de que muchas personas notan mejoras en la salud cuando comienzan a ingerir el agua alcalina. No obstante, creo que esto no puede ser una estrategia saludable en el largo plazo. Considero que tanto el agua ácida activada eléctricamente, como también el agua alcalina activada, son aguas funcionales de utilidad que – aplicadas selectivamente – seguramente encajan con nuevos conceptos que están de actualidad. No es sólo esto que se comercializa de forma tan sensacional.

Por ejemplo, el agua alcalina se comporta como el jabón. Es adecuado para la limpieza de superficies manchadas con aceite, grasa o proteínas o para disolver aceite, grasa o proteínas. Se pueden evitar muchos productos químicos utilizando agua activada fuertemente alcalina. Se obtiene un brillo fantástico limpiando superficies de acero inoxidable, cerámica y vidrio con agua alcalina. También se puede utilizar en el ámbito de la salud – aplicado como un tratamiento – para la desintoxicación del cuerpo. El agua activa alcalina es un agua tratada, en el que el único catión (ión cargado positivamente) es el sodio.

Marion Kuprat

Próximamente:

El agua electroactivada ácida – el mejor desinfectante que existe en la actualidad – Parte II

 

Subscríbete a Nuestra Lista
Obtenga información sobre el agua.

Subscríbete hoy para obtener información de gran calidad sobre el agua, sus propiedades y como obtener un agua saludable para el consumo.

Related Posts

Tags

Share This

3 Comments

  1. Arturo García

    Le agradezco mucho su respuesta.
    Aprovecho para preguntar si este Anolyte ¿es fotosensible, si se degrada con la luz uv o el aire?
    Le envío saludos desde Monterrey, México.

  2. Arturo García

    El Agua ECA en un reactor de el Dr. Vakhir da 500 ppm y un pH neutro de 7.2 esto es que funciona perfecto para material de curación, desinfección universal en el hogar y tratamiento de agua en general…etc.
    Pero ¿Tendrá algún beneficio el ingerir porciones pequeñas diluidas en el agua de uso diario ¿Daría usted algún otro uso a esta agua?
    De antemano le aprecio la atención, le envío saludos.

    • Una de las principales aplicaciones de Anolyte es la reducción de gérmenes en todo el suministro de agua potable en las Casas o Urbanizaciones enteras.

      Con una ligera dosificación de Anolyte después del contador de agua en el suministro doméstico de agua se eliminan los gérmenes existentes de todo tipo, degradados biofilms existentes y previene eficazmente la formación de biopelículas con eficacia!

      Anolyte es el desinfectante más fiable para la lucha de bacterias en el agua potable, ya que no sólo elimina las bacterias patógenas, sino también la biopelícula. Con la constante y ligera Dosificación ya es suficiente.
      Para el control simultáneo de la biopelícula y bacterias patógenas, es Anolyte la solución más eficaz para el agua potable.
      La gran ventaja de Anolyte es que cumpla con los requisitos de los Reglamentos sobre el Agua Potable.
      En la actualidad tiene el Anolyte la mayor eficacia entre la concentración máxima efectiva y mínima efectiva y no es tóxico en ninguna concentración! Aparte de las muchas otras aplicaciones posibles.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *