El arduo camino hacia un agua limpia: el filtro de agua ACALA

13 - abril - 2013 by

El arduo camino hacia un agua limpia: el filtro de agua ACALA

Un manantial en casa: el filtro de agua ACALA 

Tanto para las personas, como para la mayoría de los organismos vivos sobre la tierra, la ingesta regular de agua decide sobre la vida y la muerte. Vivimos en este mundo gracias a la pureza del agua, gracias a su dinámica, gracias a su orden, su estructura y la calidad general del agua que gestionamos en nuestro cuerpo. El agua celular es el que tiene el mayor grado de orden. Esto también es así en toda la naturaleza.

Si disminuye la cantidad de agua contenida en nuestro cuerpo, también disminuye el contenido de agua de la célula. Si disminuye la pureza y calidad del agua, esto reduce el grado de orden y la energía del agua cada vez más hasta que llega un momento en el que nuestro cuerpo ya no puede sostener la vida.

La dinámica del agua del cuerpo se sale del orden establecido. Se depositan desechos dentro de los cuales anidan las bacterias, y la energía se rompe en pedazos, o se transforma en otro orden diferente. Este es un ciclo que también se da de igual forma en toda la naturaleza.

Observemos un acuario. En un acuario podemos observar claramente como pequeños cambios modifican significativamente el hábitat de los peces, es decir, el agua del acuario, la calidad de vida, lo que finalmente incide directamente sobre la vida o muerte de los peces. La variación de la dieta de los peces incide de una forma menos inmediata. Por lo tanto, el medio en el que se encuentran las células de nuestro cuerpo juega un papel importante.

Desentrañar el misterio del agua siempre ha sido la visión de naturalistas individuales, y desde solo hace algunos años también es el objetivo de algunos científicos e institutos de investigación, así como de algunos investigadores privados alternativos. Desde el punto de vista alimenticio, el agua en realidad no comenzó a estudiarse hasta hace apenas 100 años por unos pocos investigadores privados.

A finales del siglo XIX Louis Pasteur, Claude Bernard, y también Antoine Béchamp, todavía se debatían ferozmente sobre si la propagación de las enfermedades se debía principalmente debido a las bacterias o debido al medio en el que se mueven las bacterias (Bernard y Béchamp: “El microbio no es nada – el medio lo es todo”). En aquel momento Pasteur tomó la decisión por sí mismo, quizás debido a su prominencia, a favor de los microbios. Lo que, por cierto, tuvo consecuencias que perduraron hasta nuestros días.

Al principios del siglo XX el científico y premio Nobel Alexis Carrel demostró mediante un experimento de laboratorio que las células de un corazón de pollo podían mantenerse con vida simplemente gracias a la sustitución del líquido en el que vivían. Las células sobrevivieron 27 años y solo murieron porque se interrumpió el ensayo. Por lo tanto, ¡no se puede excluir que es el hábitat de la célula el que decide sobre la vida o la muerte!

Viktor Schauberger 1885-1958

Viktor Schauberger 1885-1958

El científico naturalista austríaco Viktor Schauberger reconoció gracias a la observación de la naturaleza que la calidad del agua supone un factor importante para la naturaleza y demostró que la dinámica interior del agua es decisiva. En su caso fue el comportamiento de las truchas lo que le puso sobre la pista de las diferentes energías del agua. En 1935 construyó el primer regenerador de agua con el fin de reactivar el agua. Estaba convencido de que “la gente en el futuro necesitaría este tipo de técnicas”. Estaba en lo cierto. Gracias a las observaciones realizadas en la naturaleza descubrió que el agua se puede regenerar una y otra vez simplemente por las fuerzas del remolino centrípeto.

Cuando las fuerzas estabilizadoras de la micro-circulación del agua se desequilibran y los minerales necesarios ya no pueden mantenerse en suspensión debido a la falta de energía de la estructura interior, pierde su poder. Esto debilita la capacidad de aceptar impulsos de orden biofísico y sustancias bio-químicas. Las bacterias y los virus anidan en el agua y el agua se acidifica, muriendo como cualquier otro sistema de vida. ¿Qué es lo que se supone que puede hacer la sola filtración o desinfección del agua en este proceso de cambio?

Los investigadores mencionados aquí tuvieron que callar a favor de la cada vez más poderosa medicina basada en medicamentos. La industria farmacéutica se ha convertido en una parte tan importante de la economía actual, que una mejora de la salud de la población del llamado mundo civilizado de sólo un 5% equivaldría a un colapso económico.

Pues parece que, por medio de la enfermedad, la estupidez y la ignorancia, tendremos que seguir asegurando que el mundo occidental pueda continuar produciendo crecimiento económico.

Pero yo les pregunto, ¿Para quién lo harán, si ya solo debido a todas las toxinas, contaminantes y sustancias químicas de limpieza contenidas en el agua nos convertimos en dementes y nos enfermamos?

A día de hoy ya nos estamos envenenando simplemente con el agua que bebemos, y ya casi da igual si se trata de metales pesados y productos químicos a través del agua del grifo, o debido a restos plásticos con acción hormonal del agua embotellada. El agua embotellada sin nombre de los supermercados es desaconsejable en cualquier caso. No sabemos de qué grifos proceden y a cuántos tratamientos fue sometida. Las toxinas se encuentran ya casi en todas partes. Ni siquiera podemos estar seguros del agua de manantial, obtenida directamente de la fuente, ya que no sabemos si antes no atravesó capas de suelo contaminadas por lo que también necesitaría al menos ser filtrada. Envenenamos nuestro cuerpo y paralizamos nuestras mentes debido a la calidad del agua contaminada. El agua pura y llena de vida se convierte cada vez más en un bien escaso, en la causa y en el problema de nuestra sociedad.

Un simple filtro de agua o un equipo de ósmosis, por muy buenos que sean, definitivamente no pueden ser el único método de tratamiento necesario para la buena regeneración de nuestra agua. Naturalmente también puede mover el agua del tanque por medio de una bomba de circulación e instalar en el circuito de agua el activador-GIE del alemán Peter Gross, así como acoplar los prefiltros de carbón necesarios. De esta forma se habrá escapado de este ciclo y podrá nadar todos los días en buen agua.

Pero, me parece más realista para la mayoría de las personas que como consumidor primero se preocupe del agua potable e instale un sistema de tratamiento completo para el agua potable.

Para esto está especialmente indicado el sistema multicapa de ACALA-Quell. Se trata de una torre de filtrado sin conexión fija, que filtra el agua lenta y cuidadosamente por gravedad, y a la vez es un activador y revitalizador muy eficaz.

El filtro de agua ACALA-Quell es independiente y se puede utilizar en cualquier lugar, ofreciéndole de forma rápida de agua cristalina, tratada, filtrada y mineralizada, siempre de delicioso sabor. Esto ya se lo pueden confirmar muchos usuarios. La imagen de estas dos margaritas que puede ver en este artículo, por ejemplo, fue tomada por un usuario de aquí en España. Una de ellas recibía agua del grifo mientras la otra recibía agua filtrada y revitalizada. Después de unos pocos días la diferencia era claramente visible.

Margarita en agua vitalizada

Margarita en agua vitalizada

Una de las etapas filtrantes del ACALA es de carbón activo de coco carbonizado. Otra etapa consiste en zeolita. Tanto el carbón activo a base de masa de coco, como las piedras de zeolita ya se están utilizando para el cuidado de la salud, para la desintoxicación. Otras etapas se encargan de remineralizar el agua con calcio orgánico y otras capas de diferentes minerales.

Debido a que a muchos sistemas de filtrado les suele faltar el remolineado, se instaló en el grifo una ingeniosa disposición de imanes. De esta forma el agua pasa a través de un campo magnético alterno circular en forma de espiral.

El filtro de agua ACALA-Quell fue desarrollado por Martin Gayer un técnico y investigador alemán. Hace algunos años ya se involucró en este proyecto a petición de un grupo especial de consumidores que estaban en contra de los productos químicos y los residuos farmacéuticos en el agua. Las exigencias que se estableció para este tipo de filtro fueron grandes. No debía ser solo otro filtro nuevo más en el mercado. Con este nuevo filtro debía ser posible recuperar cualquier tipo de agua en agua potable de alta calidad. El quería un dispositivo fácil de usar para todos los hogares y que funcionara sin electricidad. También era importante que el propio equipo no contuviera sustancias tóxicas y que no fuera susceptible a contaminarse. Además, debía resultar económico. El resultado fue un ingenioso dispositivo que ya ha encontrado uso en muchos hogares, incluso allí donde ya existían filtros instalados. El motivo es que el agua simplemente tiene un sabor excepcional.

Martin Gayer

Martin Gayer

Martin Gayer: “Si dejamos de lado los ingredientes normales del agua, uno se pregunta, ¿qué es lo que realmente caracteriza un buen agua de calidad? Solo 80 metros de tubería ya son suficientes para que la presión de la tubería destruya gran parte del movimiento propio del agua. Por eso el agua del grifo ya no puede contener estructuras de calidad. Debido a la presión, las moléculas de agua ya no pueden mantener su estructura natural. La fase cristalina del agua se destruye. El agua pierde su estructura de orden geométrico, y por este mismo motivo también pierde su contenido de información natural.

13.04.º3. Agua sin estructura

Agua sin estructura antes de ser filtrada

Mismo agua filtrada por el ACALA

Mismo agua filtrada por el ACALA

El agua del grifo, tratada correctamente, es una alternativa real. Pero es importante que el agua no se limpie exclusivamente química y mecánicamente. Después de la limpieza física es necesaria una reconstrucción biofísica de las estructuras de orden que le confieren estabilidad y armonía al agua.

Con el filtro ACALA-Quell ofrecemos un tratamiento de agua profesional, que limpia y armoniza su agua en un solo paso. El ACALA-Quell primero filtra todas las toxinas del agua. El siguiente paso es energizar y estructurar el agua según el modelo de un arroyo de montaña. Después del filtrado el agua tiene un sabor bueno y natural. Le gustará beber esta agua por lo que también consumirá más cantidad de la que está acostumbrado.

El filtro funciona por medio de varios pasos, sin presión (sólo con la ayuda de la gravedad), sin electricidad. Un filtro de cerámica, con un tamaño de los poros de 0,4mm, selecciona las partículas más finas como p.ej. óxido, polvo, sedimentos, partículas en suspensión, bacterias. En el siguiente paso el agua recorre un cartucho adicional de varias capas, que contiene carbón activo, carbón activo de plata, cerámica EM-Bio, zeolita y arena de cuarzo. El agua que entra en el tanque de cristal de 8 litros no contiene bacterias, ni nitratos, está provista con estructuras de calcio y magnesio, gracias a la tecnología Pi tiene clústeres muy pequeños y recibe nuevas estructuras estables. Además, el grifo de salida dispone de un campo magnético especial en forma de espiral. El pH del agua es ligeramente básico. El grado del valor pH lo puede determinar Usted mismo añadiendo una carga adicional de piedras minerales de zeolita de alta calidad en el tanque de vidrio.

Filtro de agua ACALA-Quell

Filtro de agua ACALA-Quell

En comparación con otros sistemas de tratamiento de agua, Usted recibirá un alto nivel de seguridad. Toda la unidad es muy fácil de limpiar. Nos aseguramos de que reciba el cartucho libre de gérmenes. Gracias a tecnologías especiales durante su fabricación el cartucho se esteriliza y a continuación se envasa al vacío. Tanto la sustitución del cartucho, como el ensamblaje del equipo, son muy sencillos. ACALA cumple con todos los requisitos exigidos para un buen y saludable agua potable. El agua no solo es esencial para nuestra salud física, sino también para nuestro bienestar mental. No podemos dejar algo tan importante como el agua a la casualidad“.

Para las personas de nuestra cultura occidental el acceso al agua del grifo tratada químicamente es algo que se da por descontado. Nosotros los europeos contaminamos nuestra propia agua y, lamentablemente no nos damos cuenta de lo cerca que estamos de una catástrofe. Esto es bien diferente en muchos países del Tercer Mundo. Allí volvemos a ser nosotros los que estropeamos el agua de las personas que allí viven con nuestros efluentes químicos, además de los gérmenes y bacterias ya de por sí existentes debido a la falta de higiene.

De esta forma, de hecho, ahora el “arduo camino hacia el agua limpia” no es sólo un problema del tercer mundo, sino que de repente también se ha convertido en nuestro problema. Aquel que quiera un buen agua sólo puede conseguirla produciéndola por sí mismo. Ya que los buenos métodos de limpieza son tan complejos que los municipios ya no disponen del dinero para hacerlo. El agua es siempre el primero y el alimento más importante que se convierte en un problema en una crisis.

“El auténtico soporte de la vida es el agua. El secreto de la vida está en el agua, en el agua que preserva el orden.” 1981

Prof.Dr.Karl Trincher

Prof.Dr.Karl Trincher profesor austro-ruso de física

Marion Kuprat

Related Posts

Share This

2 Comments

  1. gloria

    Gracias por la información

  2. gloria

    Es muy interesante y necesaria esta información…estoy completamente de acuerdo con lo importante que es beber un agua buena, siempre ha sido prioritario para mi. Gracias.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *