¿Qué seguridad me da el agua de mi casa?

10 - julio - 2013 by

¿Qué seguridad me da el agua de mi casa?

¿Qué seguridad me da el agua de mi casa?

El agua que suministra el sistema de abastecimiento para el consumo humano es un agua relativamente segura, aunque esto solo suponga un suministro con una calidad básica. Sin embargo, en el futuro a las empresas de suministro de agua ya no les resultará tan fácil el suministro de un agua potable de buena calidad. Están obligadas a cumplir directivas que garanticen una „satisfactoria calidad microbiológica del agua“. Para ello se utiliza el cloro y muchas otras sustancias, que efectivamente resultaron muy beneficiosas en tiempos de las grandes epidemias de agua. En el futuro tendremos que asumir nosotros mismos la responsabilidad por la calidad del agua. La contaminación del agua industrial es simplemente demasiada como para poder garantizar a gran escala un agua con calidad de manantial. Quien quiera tener buen agua en su casa, o agua pura para beber, tendrá que prepararsela por sí mismo. La posibilidad de utilizar un filtro para el agua de la vivienda ya se ha convertido en un estándar, ya incluso en viviendas alquiladas, tal y como lo es un aire acondicionado para el verano o la nevera.

Si a través de la alimentación ingerimos sustancias patógenas, sabemos que esto tendrá consecuencias para nuestra salud. Si el agua está cargada, esto también nos enferma. El agua que penetra a través de nuestra piel mientras nos duchamos o bañamos, es tan importante como la relativamente pequeña cantidad de agua potable que ingerimos.

La elección de un agua “limpia y estructurada” influye significativamente en nuestro bienestar. El agua almacena gran cantidad de información y la conduce por nuestro cuerpo. Constituye la base para el desarrollo los nutrientes propicios para la vida que asimilamos. Esto ya ha sido científicamente comprobado, aunque en la actualidad todavía se trate de hechos que se encuentran en el borde exterior de la aceptación científica.

El agua ha sido, es y seguirá siendo un elemento esencial para cualquier tipo de desarrollo. Sobre una cuestión muy similar ya discutieron hace más de 100 años Luis Pasteur, Claude Bernard y Antoine Bechamp. Durante muchos años discutieron públicamente sobre la cuestión de si son los microbios o es el medio ambiente el factor determinante de las enfermedades patógenas. De ahí surgió la famosa frase de Bernard/Bechamp: “El microbio no es nada, el ambiente lo es todo”. Aunque la validez de esta afirmación se puede observar diariamente en la naturaleza, esta tesis aún no ha sido capaz de imponerse del todo en la actualidad. Lo que sí es seguro, es que con el agua sucede lo mismo. Se sabe que los peces se desarrollan en función de la calidad del agua, que un niño obtiene su alimento del útero materno, disuelto en el líquido amniótico. Según la calidad del agua el sabor del té puede ser completamente diferente y también actúa de forma diferente sobre nosotros. También está claro que la calidad del agua de riego tiene una importancia significativa para las plantas y su desarrollo y también que las vitaminas y pastillas funcionan en función del líquido del que se constituye nuestro cuerpo.

Tal vez en este punto entendamos un poco mejor el grado de dependencia que tiene nuestro desarrollo físico y espiritual del agua limpia, libre de productos químicos. Pero esto no sólo es válido para el agua potable. A través del agua del baño o de la ducha, por ejemplo, nuestro cuerpo absorbe 8 veces más cantidad de cloro del que podríamos ingerir con agua clorada. Usted mismo puede realizar una prueba muy sencilla midiendo el contenido de cloro de un vaso de agua, entonces remueva el agua durante un minuto con sus dedos y vuelva a medir el contenido de cloro del agua del vaso. ¿Adivine a dónde ha ido a parar el cloro que falta? ¿Y ha pensado cómo sus pulmones absorben cada día los vapores de cloro del agua caliente de la ducha para posteriormente cauterizar los alvéolos pulmonares? De hecho, hoy en día podríamos ducharnos ya con máscaras de gas.

Por otro lado, el cloro en el agua también es útil. Evita el desarrollo de las bacterias. Pero no por eso debemos inmediatamente considerar el cloro como un producto inofensivo que podemos respirar diariamente sin dudarlo. De hecho no lo es. ¡El cloro sigue siendo peligroso! De hecho, tampoco nos dedicamos a consumir ningún otro desinfectante, simplemente los utilizamos para limpiar y posteriormente enjuagamos lo limpiado para volver a eliminar los restos de productos químicos. Y por cierto, el cloro aumenta el riesgo de cáncer. ¿Nos hemos acostumbrado tanto al cloro que este factor nada insignificante ya simplemente no lo tenemos en cuenta?

A diferencia de muchos millones de personas del Tercer Mundo, nos encontramos en la afortunada posición de que nos suministren el agua directamente a nuestra casa. Y aunque el agua está clorada, siempre tenemos la posibilidad de filtrarla correctamente y de volver a revitalizarla. Hoy en día, ningún agua embotellada industrialmente puede ser tan buena como el agua tratada, filtrada y revitalizada por nosotros mismos.

Aunque en última instancia es la revitalización del agua la que influye significativamente sobre la calidad del agua, el tratamiento del agua comienza, sin embargo, por la filtración del agua de toda la vivienda. Esto se ha convertido en necesario debido a los múltiplos productos químicos interactuando entre sí. Los pequeños y manejables filtros a base de polipropilenos no tóxicos se pueden instalar fácilmente a la llave de agua e su vivienda. A menudo son mucho más económicos que el también necesario filtro para el agua potable de la cocina. Su instalación también es posible en viviendas de alquiler si su salud se ve resentida debido al agua del grifo tratada con cloro.

Si aún así esto no es posible para usted, también podemos asesorarle acerca de los filtros de ducha que no solo son realmente útiles sino que además no le vuelven a añadir otros productos químicos indeseados al agua. El KDF® es un granulado que electroquímicamente elimina el cloro del agua. Este nuevo granulado se complementa perfectamente con carbón activo generando una tecnología filtrante altamente eficaz incluso en agua caliente. KDF® combinado con carbón activo disuelve el cloro del agua, además filtra algunos metales pesados y otras toxinas, incluso en agua caliente.

Esta es también la razón por la que hemos decidido buscar estos cartuchos combinados para incluirlos en la filtración doméstica, y lo bueno es que hemos encontrado una producción en Europa.  La fibra natural carbonizada con sus ventajas seguramente no tiene sustitutivo tan fácil para la filtración del agua. Pero filtros 100% de carbón activo prensado en bloque para filtrar todo el agua de casa,  puede resultar caro, según  la calidad del agua y y debido a ésta, según la frecuencia en que es necesario de cambiar los cartuchos carbón activo.  Cuando están saturadas, entonces se reduce considerablemente el flujo del agua. Hasta ahora era esto el problema.

Mientras tanto el carbón activo filtra por excelencia el cloro. Y el cloro del agua de la ducha es claramente un veneno. Está en la naturaleza de las cosas que los venenos están ahí para matar, cosa que a nosotros no nos hace ningún bien. Incluso, aunque en la sociedad actual no podamos prescindir del cloro, pero tenemos que volver a sacarlo del agua.!. De ningún grifo de agua debería salir agua clorada; tampoco para las plantas. Nuestros nuevos filtros domésticos que contienen el carbón activo mezclado con KDF® en cambio son ideales para quitar el cloro, los metales pesados y para evitar las bacterias con la reacción electroquímica del KDF®, sin reducir el flujo del agua.

¿Qué es KDF?

KDF® es un tipo de resina que se compone de un 50% de granulado de cobre y un 50% de granulado de zinc y no de sustancias químicas que permanecen en el agua. Elimina el cloro libre (el resultado es cloro inofensivo) por medio de un proceso electroquímico. El cloro tratado así es capaz de combinarse con los iones de metal para convertirse en cloruro de zinc. De esta forma el KDF® transforma el cloro en un inofensivo cloruro soluble en agua, que se lava fácilmente fuera del filtro y que es inocuo para el ser humano. El KDF® es bacteriostático y reduce o elimina hongos y esporas de moho de la zona de baño y ducha. Simplemente no se desarrollan en el agua que pasaba por un filtro carbón(KDF® Este granulado combinado con carbón activo a base de cáscara de coco es la base para nuestros nuevos filtros de ducha, y a partir de ahora también para nuestros nuevos cartuchos filtrantes para el agua doméstica en toda la casa.  Además los filtros con KDF® estan especialmente indicada en cuando quiere reducir la dureza del agua.

Aquafilter®-Cartuchos con KDF

Aquafilter®-Cartuchos con KDF

Hasta ya existen bolas filtrantes con esta misma sustancia  que simplemente se mueven dentro del agua del baño, extraer el contenido de cloro del agua. Así que piense en los fuertes vapores de agua con cloro y en la imagen de una  ’máscara de gas’ que de otra manera pronto tendrá que utilizar para tomarse un baño para proteger los pulmones. Este mismo problema también se da en piscinas climatizadas. En este caso solo puedo recomendar ducharse muy a fondo con jabón, antes y después del baño, así como el uso de unas gafas de natación o de buceo para proteger sus ojos durante el baño.

Si ya dispone en su casa de agua filtrada y libre de cloro, entonces el siguiente paso para obtener un buen agua potable es la microfiltración para el agua de su cocina. A parte de las instalaciones fijas, también en este ámbito existen buenos y económicos filtros de carbón activo. Existen microfiltros portátiles completamente independientes que filtran por decantación, o filtros de sobremesa que se conectan por medio de una manguera y una llave de rosca al grifo de la cocina. Así de fácil es conseguir hoy en día un agua de muy buena calidad directamente del grifo de agua de su cocina, cuya filtración puede ser incluso más pura que la del agua embotellada industrialmente en plásticos que le traen otros aditivos nuevos y  con la que además tiene que cargar hasta llegar a su casa.

Una vez que ha filtrado el agua doméstica, lo que sigue naturalmente es la esencia del agua, el agua revitalizada. No es fácil, pero por medio de determinadas técnicas de remolineamiento puede incrementar la calidad del agua hasta tal punto que, de hecho, podrá obtener el mejor agua potable directamente de su propio grifo de agua.

Para una verdadera revitalización del agua siempre es necesario una instalación que remueve el agua con remolinos implosivos. La energía del remolino implosivo es un principio cósmico de revitalización con el que toda la naturaleza se regenera una y otra vez desde hace eones.

Se encontrará en el lado más seguro, si usted mismo se familiariza con las distintas opciones de tratamiento de agua, y por medio de una serie de preguntas adquiere los conocimientos básicos necesarios. Sólo entonces podrá confiar sin temor en su sentido constructivo y seguir su intuición cuando finalmente se decida por un tratamiento del agua determinado.

Marion Kuprat

Subscríbete a Nuestra Lista
Obtenga información sobre el agua.

Subscríbete hoy para obtener información de gran calidad sobre el agua, sus propiedades y como obtener un agua saludable para el consumo.

Related Posts

Share This

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *