• Actualidad,  salud

    El peligro oculto de la falta de sed

    Nuestro cuerpo se encuentra permanentemente amenazado por la falta de líquido. Cada día perdemos 2,5 litros de agua en forma de orina, sudor, vapor de agua a través del aire exhalado, y líquido contenido en las heces. Cuando la ingesta de líquido sustituye su consumo, el balance de agua se equilibra. Cuando la ingesta es insuficiente, el balance es negativo y sufrimos de escasez de agua o deshidratación. Esto puede suceder muy rápidamente. Gracias a los ayunos terapéuticos sabemos que, se puede sobrevivir 6 semanas o más sin alimentos sólidos, pero no sin agua, o agua ligada a otras bebidas o frutas. Debido a que generalmente tenemos abundante agua a…